CONTAMINACIÓN DE SUELOS Y AGUAS SUBTERRANEAS

Atendemos mediante nuestro personal cualificado cualquier situación

  • Relacionada con vertidos y pérdidas de procesos industriales (ej: desengrasado de piezas metálicas) o auxiliares (ej: tanques enterrados de hidrocarburos).
  • Relacionada con vertederos incontrolados o controlados.
  • Relacionada con el uso excesivo de diversos fertilizantes y pesticidas.
  • Puede incluir afectación sólo a los suelos (solo zona vadosa) o suelos y aguas subterráneas (zona saturada).
  • ¿Por qué son un problema? PORQUE PUEDEN GENERAR UN RIESGO PARA LA SEGURIDAD Y SALUD DE LOS RECEPTORES SENSIBLES EN EL PRESENTE O EN EL FUTURO (ej.: trabajadores, clientes, vecinos, animales o plantas, cuerpos de agua superficial y subterránea, etc....)

LA METODOLOGÍA APLICADA POR AMBIENTE Y RESIDUOS, SL DE FORMA MÁS HABITUAL, (RD 9/2005) ES:

  • Fase I: Auditoría sin toma de muestras (estudio histórico).
  • Fase II: Investigación detallada con toma de muestras y analítica.
  • Comparación con niveles de referencia.
  • Análisis Cuantitativo de Riesgos (ACR).
  • Toma de muestras de vapores bajo la losa de hormigón o dentro del edificio para poder realizar un ACR más refinado.
  • En el caso de que haya riesgos inadmisibles se puede realizar una remediación del subsuelo para reducir las concentraciones en suelo y aguas subterráneas hasta aquellas concentraciones que no generan un riesgo para los receptores sensibles.

En general, las remediaciones pueden concluir en el siguiente contexto:

  • No hay fuentes activas de impacto al subsuelo.
  • La pluma de afección está estable o retrocediendo.
  • No hay riesgo para receptores sensibles.

A la remediación suele seguir una monitorización de las aguas subterráneas y en ocasiones también de vapores del subsuelo para confirmar que la evolución de la calidad sigue dentro de los parámetros establecidos en el ACR.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y ayudarnos a mejorar nuestro sitio web.